Publicado en +18, Chistes

El pobre y el rico..

Un día un pordiosero se dirigió hacia la ventanilla de un lujoso automóvil que estaba detenido en un semáforo y ocupado por un elegante y próspero caballero y se entabla el siguiente diálogo:

– Señor, ¿podría prestarme diez euros para comer?
– Pero, ¿no te los irás a beber, verdad?
– No señor, nunca en mi vida he bebido alcohol.
– Entonces, ¿te lo vas a gastar en tabaco?
– No señor, no fumo, ni nunca lo he hecho.
– ¿Te los vas a gastar mejor jugando y apostando con los otros vagos?
– De ninguna manera. Nunca juego ni apuesto nada.
– Entonces… te los gastarás en putas…
– Jamás he tenido relaciones con ninguna mujer que no fuera mi novia, convertida luego en mi esposa hasta que me abandonó.
Entonces toma, no diez, sino cien euros. Pero vente a comer a mi casa.
Quiero invitarte a una buena comida casera y así podrás ahorrarte los cien euros.
El pordiosero, sorprendido, sube al impresionante coche y ya en camino pregunta:
– Oiga, señor, ¿no se enojará su esposa al ver llegar a alguien como yo y que se siente a la mesa a comer?
– Probablemente sí, – contesta el rico – pero valdrá la pena. Tengo mucho interés en que vea en qué se convierte un hombre que no bebe, no fuma, no juega ni se va de putas…

Autor:

No soy loco, pienso distinto...No soy sabio, el poder de la palabra me ayuda... No se lo que piensas, pero piesnso que no tienes nada que hacer... No ay que dejar de soñar, hay que cumplir los sueños...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s