Publicado en +18, Alcohol, Cumpleaños

Un mundo sin héroes… No lo creo…

Bueno este post esta especialmente dedicado a una GRAN amiga, talvez no sea muy alta pero la neta es MUY chida, MUY a toda madre, MUY inteligente y de las personas en que mas confio… Hoy en este preciso momento cumple añoos y se me ocurrio que podria poner algo que le guste o le sirva de algo, espero que esto cumpla con cualquiera de esos dos fines…

Buscando un rato por aqui y por aya me eh topado con este articulo que me a parecido mas que interesante, La nota original fue adquirida de Neoteo, un sitio con unformacion muy completa de muchos rubros…

Tal vez sea muy largo pero les recomindo que lo lean completo vale la pena…

Héroe y Sociedad: Un mundo sin héroes

En la sociedad actual hay mucho gurú, hay mucho ídolo, mucho predicador, hay mucho de todo, bah, pero ningún héroe. Sí, héroes. De esos capaces de dar vuelta, con sus acciones y hazañas desinteresadas, los acontecimientos de la historia. ¿Dónde están aquellos que dejaban su vida por una causa que creían justa? ¿Es casual que un mundo sin proyecto de futuro carezca de idealismos heroicos? ¿No necesitamos héroes o ya no nos importan?

Abordar un tema semejante es, sin lugar a dudas, una tarea tan titánica como polémica. Afirmar que ya no existen héroes es dar por tierra los esfuerzos de muchísimas personas que, con sus acciones, hacen un mundo mejor para todos. Bomberos, rescatistas, médicos, científicos, ecologistas, voluntarios varios, todos ellos, y a su manera, son héroes. ¡Claro que lo son! Algunos arriesgan sus vidas a diario para salvar la de desconocidos. Otros luchan contra la muerte y encuentran curas para enfermedades terminales. Y están aquellos que, de forma voluntaria, ofrecen una mano al que la necesita, sin pedir nada a cambio. Pero nosotros hablamos de otro tipo de héroes. Aquel ser mítico que puede cambiar la historia con una de sus hazañas, con su sacrificio. Hablamos de un Gandhi, de un Martin Luther King, de un William Wallace, entre tantos otros que nos dejó el pasado. Gente, común y corriente, que dejó su marca en la historia y que cambió el mundo y nuestra concepción del mismo. Personas que inspiraron (e inspiran) con su valor y sus ideales al mundo entero.

En un excelente escrito, que recomendamos inmensamente leer de cabo a rabo, Joaquín Aguirre, aborda este tema desde la literatura decimonónica. “En el héroe se encarnan las virtudes a las que los hombres aspiramos en cada momento de la historia.”, afirma. “De igual manera, las obras literarias también ofrecían ejemplos de lo que no se debía hacer, modelos para que, con su contemplación, los hombres comprendieran lo errado de sus actos.” Aguirre, en su artículo, llega a la conclusión de que los valores heroicos y los valores sociales necesitan estar vinculados. Y que para que aparezca un héroe en la sociedad actual, la misma debe tener un grado de cohesión suficiente como para que se lo reconozca como tal. “Sin valores no hay héroe; sin valores compartidos, precisando más, no puede existir un personaje que permita la ejemplificación heroica. El héroe es siempre una propuesta, una encarnación de ideales. La condición de héroe, por tanto, proviene tanto de sus acciones como del valor que los demás le otorgan.”

En resumen, lo que Aguirre plantea es que la sociedad engendra sus héroes en base a los valores imperantes y a la cohesión social sobre esos valores, y “conforme a la imagen idealizada que tiene de sí misma.” Finalizando ese mismo párrafo, el autor señala que es determinante la existencia de ideales y metas hacia donde la mayoría social quiera dirigirse. Y hete aquí el problema.

La cohesión social hoy no existe. Los valores no son unánimes, sino que hay tantos ideales como personas. Los que unos creen importante, otros lo desechan por trivial. Somos una sociedad individualista, que vive en un mundo globalizado sin ningún sentido de comunidad. Lo que para un pequeño grupo de individuos puede ser un héroe, para toda la mayoría es o un payaso o un enemigo. Estamos divididos, quebrados por ideologías enfrentadas o incompatibles.

Lo que es peor, y mucho más importante, es que no hay ninguna coincidencia hacía donde queremos dirigirnos como mundo, como sociedad. Seguro, ¡todos queremos un futuro mejor para nosotros y nuestros hijos! Pero el mundo mejor que tu imaginas, puede se muy diferente del mundo mejor que nosotros imaginamos. O puede suceder que tu “mundo mejor” personal difiera mucho de las verdaderas necesidades de la mayoría.

¡Yo tuve un sueño!
¡Yo tuve un sueño!

Hagamos un experimento. Si te animas, contesta las siguientes preguntas, y después comparamos respuestas:

1) ¿Estás a favor o en contra del aborto?
2) ¿A favor o en contra de los experimentos genéticos y la clonación?
3) ¿Cómo se combate contra el terrorismo?
4) ¿Te preocupa el calentamiento global o crees que es todo histeria de los medios?
5) ¿Estás a favor o en contra de la eutanasia?
6) ¿Legalizarías las drogas?
7) ¿Son las libertades individuales algo que un estado puede cancelar en pos de un “bien mayor”, considerando que ese “bien mayor” está de acuerdo con tus ideales?
8) Hipotéticamente: ¿Si se comprobara, efectivamente y sin lugar a dudas, que descargar música y películas va en contra de la cultura, dejarías de hacerlo?
9) ¿Crees que los estados se deban mantener laicos o que la iglesia cumple un papel fundamental en la sociedad y debería tener mayor ingerencia?
10) ¿Cuál es tu opinión sobre la homosexualidad? ¿Votarías a un presidente gay si es el más competente de los candidatos?
11) ¿Cederías el 30% de tus bienes si con eso se puede solucionar el hambre del mundo?
12) ¿Crees que la delincuencia se combate con penas más duras o con más educación e inclusión social?
13) ¿Las fronteras internacionales deberían desaparecer para asegurar que cualquier persona puede residir en cualquier lugar del mundo?
14) Estás disfrutando un tranquilo día con tu familia, en una plaza pública. Al lado se junta un grupo de personas a escuchar música a todo volumen, fumando y tirando humo hacia donde estás. ¿Te molesta? ¿Qué harías?
15) Por último, imagina tu futuro ideal. ¿Cómo sería?

Estos temas, controversiales todos, son solo la punta del iceberg de los asuntos que tenemos que resolver como sociedad para que haya una verdadera cohesión de valores. Ni hablar de aquellos que debemos resolver para encarar un futuro que nos represente a todos. Con tales divisiones, es imposible la existencia de un héroe universal que encarne los valores de la mayoría.

Plaza de Tiananmen, 1989
Plaza de Tiananmen, 1989

¡Yo soy Espartaco!
Como sociedad y por más que digamos lo contrario, ya hemos abandonado la esperanza de un mundo mejor. Estamos descreídos del progreso, y sabemos que los que dirigen nuestro futuro no tienen el bienestar de la mayoría en mente. Uno, que ya tiene unos cuantos años y vivió en una época de conflictos e idealismos, todavía puede tener -sosegada por la rutina y el aburguesamiento- un poco de esperanza. Pero eso no sucede con las nuevas generaciones, cada vez más desesperanzadas sobre lo que el futuro pueda ofrecerles. Los “chicos posmodernos” nacieron en una sociedad con todas las armas y las posibilidades de generar un cambio. Pero el cambio nunca sucedió, y eso les hizo replantear la idea de un futuro perfecto a través del progreso.

Volviendo a la literatura y a la figura del héroe, según un estudio de la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina, los jóvenes posmodernos occidentales están abandonando los héroes clásicos, como Batman, Superman o el Hombre Araña, por considerarlos pocos creíbles. En cambio, se están volcando hacia el anime. “Un héroe, en la actualidad, es una figura muy poco creíble.”, dice Vanina Papalini, una egresada de la Maestría en Comunicación y Cultura de la UNC en su tesis de posgrado. “Los protagonistas de la animación japonesa, generalmente, son adolescentes normales, que están en una etapa de crisis con sus padres y recién experimentan sus primeras escaramuzas sexuales. Además, tienen rabietas, fallas y se parecen mucho más a sus espectadores que los héroes norteamericanos”

Y si bien este estudio no puede considerarse decisivo, sí plantea algo interesante. Para las nuevas generaciones, los héroes todopoderosos son cosa del pasado. Por un proceso de identificación, los héroes, los héroes modernos, son aquellos que, desde su lugar y con sus fallas, hacen lo posible ante el conflicto. Y puede que los chicos, sin querer, estén sobre algo que a los adultos todavía nos cuesta comprender. Por que, ¿realmente necesitamos héroes? Esperar que venga uno y nos solucione todos los problemas, es como esperar que los extraterrestres desciendan sobre la tierra para unirnos en una nueva era de paz y armonía. Y pensar semejante cosa roza lo dogmático y es conformista.

El héroe, como figura, no es más que una persona que nos recuerda a todos que los sacrificios individuales pueden generar un cambio global. Su único rol es generar consciencia, despertarnos del letargo de la rutina. Llenarnos de furia ante las injusticias. Tomarlo como rol y ejemplo a seguir. Inspirarnos. Regalarnos un poco de su coraje. El rol de un héroe es demostrarnos que el cambio global es posible a partir de esfuerzos individuales. Que todos jugamos un rol importante en esta vida. En definitiva, el rol de un héroe es demostrarnos que todos podemos ser como él y que, de hecho, lo somos. Solo tenemos que atrevernos y encontrar una causa que consideremos justa.

Entonces, y si ponemos las cosas en perspectiva, realmente no necesitamos que surja un nuevo Gandhi. Con nosotros, y muy a nuestro pesar, debería bastar…
Enlaces relacionados:
Héroe, según Wikipedia

Bueno creo que eso es todo, te deseo lo mejor en este dia, felicidades de todo corazon pasatela de poca madre y disfruta lo que hoy enpiezas dia con dia, si algun dia consideras que puedo ayudarte en algo solo avisame tu puedes confiar en mi… Se te quiere mucho, que nada te detenga y que seas como la lluvia que hace magia capaz de unir la tierra y el cielo, logrando lo que parecia imposible…

Autor:

No soy loco, pienso distinto...No soy sabio, el poder de la palabra me ayuda... No se lo que piensas, pero piesnso que no tienes nada que hacer... No ay que dejar de soñar, hay que cumplir los sueños...

2 comentarios sobre “Un mundo sin héroes… No lo creo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s