Publicado en Apple, friki, Geek, Smartphone

iPhone 5 y la sensacion de ‘Dejá vu’

iPhone 5

Creo que no me equivoco si afirmo que a ningún fan de la tecnología, por muy despistado que pueda estar, se le escapa el hecho de que ayer Apple presentó su iPhone 5, la siguiente iteración del teléfono de la marca de la manzana mordida. Como es lógico, ningún movimiento de los grandes de esto es ajeno al resto de la competencia, y eso, de una forma u otra acaba afectando a Android, que es lo que nos interesa.

Si bien es cierto que con su primer iPhone Apple cambió la forma en la que iban a ser concebidos los smartphones, también es verdad que desde el iPhone 4 dan la sensación de haberse dormido un poco en los laureles, y ya no es que las keynotes no nos sorprendan o que no incluyan ninguna novedad revolucionaria, sino que encima, los mejores teléfonos de la competencia están por encima, incluso llevando más tiempo en el mercado. En resumidas cuentas, el iPhone ha pasado de ser ‘el teléfono’ a ser ‘un teléfono más’, y lo que es peor, un teléfono más caro y no necesariamente mejor.

Antes de nada, y de que los fanboys se me tiren al cuello, me gustaría romper una lanza en favor de este iPhone 5, pues si hay un punto donde destaca por encima del resto es en cuanto a la potencia gráfica que brinda al usuario a la hora de mostrar un juego en pantalla gracias a su procesador A6 del que, desgraciadamente, tampoco tenemos muchos más datos. Algo que probablemente venga acentuado en gran medida por el hecho de disponer de un único dispositivo para el que optimizar todos los juegos.

Y ahora sí, me gustaría entrar a valorar por qué —no ya bajo mi punto de vista como usuario de Android, sino como fan de la buena tecnología– considero que este iPhone 5 no es mejor que la gama alta actual de Android, e incluso queda por debajo en algunos aspectos, y es que parece ser que lo que Apple nos vende como novedoso en su iPhone 5 ya lo hemos visto antes en la plataforma de Google.

Android vs iOS

El sistema operativo

Un tema espinoso, pues aquí cuenta bastante la subjetividad con la que cada cual valore las ventajas e inconvenientes y, aunque a mi parecer Android 4.1 Jelly Bean sigue estando muy por delante en ‘novedades’ con respecto a iOS 6, tampoco nos vamos a extender mucho pues ya entramos a valorar iOS 6 cuando fue presentado en Junio.

La polémica pantalla de 4″

Mientras Apple lleva desde los inicios del iPhone anclado en las 3.5″, en Android llevamos ya unos años pudiendo disfrutar de terminales de 4″, 4.5″, 4.65″ y hasta 4.8″. Desde la compañía de la manzana se criticaba que una pantalla mayor de 3.5″ pulgadas no era usable, no era recomendable para el usuario medio, y que sus 3.5″ eran simplemente perfectas.

Ahora parece ser que donde dije digo, digo diego; pues ahora se vota un rotundo sí por las 4″. Muchos seguirán defendiendo a capa y espada que todo este argumento se respalda porque la pantalla ha crecido en altura pero no en anchura, pero al final se demuestra que se han acabado dando cuenta —tarde– de que 3.5″ no son suficientes. Además, me aventuraría incluso a decir que en próximas generaciones podrían volver a desdecir lo dicho, ya sabemos todos cómo funciona esto…

Otro aspecto relacionado con este punto es el de la resolución, pues teléfonos con bastante tiempo en el mercado como el Galaxy Nexus, Galaxy S3 o HTC One X, no solo cuentan con pantallas mayores, sino que además disponen de una resolución HD real, de 1280×720 píxeles, frente a los 1136×640 del iPhone 5.

El ‘bulo’ del smartphone más delgado del mercado

Con la sonrisa del que sabe que hasta el humo es vendible, Phil Schiller afirmaba con rotundidad que este iPhone 5 es “el smartphone más fino del mundo”, con sus 7.6 mm de grosor. Es fino, sí, muy fino, pero ya hay no uno, ni dos, ni tres, sino cuatro smartphones que son más delgados que el nuevo teléfono de Apple: Huawei Ascend P1 (6.68 mm), ZTE Athena (6.2 mm), Oppo Finder (6.65 mm) y Oppo Find5 X909 (6.9 mm), este último con procesador de cuatro núcleos, siendo el smartphone quad-core más delgado del momento.

Una cosa es vender lo desfasado como lo novedoso y lo mejor del mundo, y otra muy distinta es mentir. Nada más que añadir.

iPhone 5

Cámara

La cámara ha mejorado con respecto al anterior iPhone, pero tampoco mucho. Y es que si bien es cierto que la anterior —del iPhone 4S– ya era bastante buena, sigue quedándose atrás si la comparamos con las mejores cámaras que montan algunos de los smartphones con Android de alta gama, como el Xperia T y sus 13 Megapíxeles. Otra de las ‘novedades’ al respecto es la de incluir el modo panorama en la aplicación de cámara del sistema, algo que llevamos disfrutando en Android desde la versión 4.0 Ice Cream Sandwich, que vio la luz en 2011.

Conectividad

Aquí más que de novedades de lo que se puede hablar es de que Apple se ha puesto al día, pues llevamos ya más de un año viendo cómo salen incontables teléfonos con Android que montan chips 4G/LTE y WiFi b/g/n. Nada nuevo bajo el sol.

Precio

Aún no sabemos exactamente qué precios tendrá este iPhone 5 en el mercado español, pero según se viene afirmando su coste no bajaría en ningún caso de 680 € para el modelo más barato, algo que resulta chocante teniendo en cuenta que el Galaxy Nexus se vende libre por apenas 350 $ (280 €) y cuenta con bastantes características que superan al teléfono de Apple, sin ser el mejor Android del mercado en cuanto a hardware.

Sinceramente, como fan de la tecnología y como poseedor de algunos productos de la marca, me sentí en cierto modo decepcionado con la presentación de ayer, pues ya no solo no presentaron nada novedoso ni revolucionario, sino que en la mayoría de características este iPhone ya sale desfasado al mercado y a un desorbitado precio si lo comparamos con sus rivales más directos. Es evidente que esta nueva versión supone una evolución importante con respecto a su modelo anterior, pero quizás el problema está en que el enfoque de Apple aún sigue siendo el de “solo fijarse en los productos propios para mejorarlos”, algo muy válido cuando eres referente en el sector, pero que juega en tu contra cuando la competencia ya hace tiempo que te dejó atrás.

Y a vosotros, ¿nos os deja esa sensación de “esto yo ya lo he visto antes”?

Anuncios

Autor:

No soy loco, pienso distinto...No soy sabio, el poder de la palabra me ayuda... No se lo que piensas, pero piesnso que no tienes nada que hacer... No ay que dejar de soñar, hay que cumplir los sueños...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s